piscina temperada

Beneficios de una piscina temperada

Disfrutar de la piscina no solo es para el verano, cuando es temperada es ideal para cualquier momento del año. La temperatura adecuada del agua de una piscina temperada se considera entre los 27º y 28ºC, por lo que se emplean distintos sistemas de calefacción. Por ello, no importa el frío que haga, nadar si es posible en invierno gracias a estos espacios.

Durante la natación y diversas actividades que se pueden hacer en la piscina temperada se pueden obtener increíbles beneficios para la mente y el cuerpo. Por si todavía tienes dudas, aquí te dejamos una lista de todo lo que te ofrece una piscina temperada, para que visites la del Club Santa María del Mar cuanto antes.

club santa maria del mar piscina temperada

Hidratación para la piel

El agua tibia ayudará a las personas que tienen la piel muy seca a hidratarla habitualmente. Además, gracias a que esta temperatura también contribuye a activar la circulación, la piel se verá mucho más saludable que antes. Por otra parte, ayudan a dilatar los poros y eliminar impurezas que se acumulan debajo de la primera capa de piel. Asimismo, relaja los músculos del rostro, que por estrés o cansancio están tensos, generando arrugas permanentes.

Alivia el dolor muscular

La piscina climatizada ayuda a disminuir los dolores musculares, gracias a que el calor permite que los músculos se relajen, liberándolos de tensiones que se han ido acumulando. Además genera la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que beneficia la circulación causando un aumento de la misma que ayuda a desinflamar tobillos y piernas hinchadas.

Por ello, muchos traumatólogos recomiendan practicar natación y otras actividades en piscinas climatizadas con el propósito de reducir los dolores generados por enfermedades como la artrosis. Las actividades en estas piscinas permiten la mayor movilización de articulaciones y músculos, preservando la flexibilidad.

Reduce el estrés

Bañarse en una piscina climatizada aumenta la sensación de tranquilidad, disminuyendo considerablemente los niveles de ansiedad y estrés acumulados. Estas piscinas tienen un efecto relajante y harán que dejes a un lado las tensiones que te haya provocado la jornada de trabajo.

Ayuda a tu sistema inmunológico

El agua templada estimula al cuerpo a liberar endorfinas, lo que a su vez hace que nuestro sistema inmunológico se haga más fuerte. Por otra parte, evita enfermedades respiratorias provocadas por la baja temperatura del agua.

Evita enfermedades cardíacas

La estimulación de la circulación que se logra con la natación en este tipo de piscinas, ayuda a mejorar el riego sanguíneo y poner a trabajar el sistema circulatorio. Gracias a ello, se logra fortalecer los órganos básicos como el corazón, al tiempo que se consigue mejorar el estado general de las arterias y todo el sistema circulatorio.

Asimismo, permite aumentar la actividad cerebral, por lo que es una buena manera de mantenernos más ágiles y activos mentalmente, ayudando a tener una memoria más eficaz y fuerte.

Alivia los dolores de cabeza

El dolor de cabeza es generado por el estrechamiento de los vasos sanguíneos. Uno de las mejores soluciones es un baño con agua caliente que ayude a bajar la presión de la sangre, logrando que el oxígeno llegue a las células de tu cuerpo, incluyendo el cerebro.

Mejora la capacidad pulmonar

La natación es un ejercicio aeróbico, por lo que el esfuerzo pulmonar que conlleva es bastante alto. Por ello, practicar este deporte permite que poco a poco nuestra resistencia crezca al mismo tiempo que lo hace la capacidad pulmonar. Gracias a esto como resultado estaremos más fuertes y resistentes.

Aumenta la quema de calorías 

Nadar o practicar deportes acuáticos implica realizar un trabajo interno elevado, por lo que la quema de calorías resultante es bastante alta. Al sumar que el agua es un entorno que no es el habitual para nosotros, se tiene más resistencia que la atmósfera tradicional.

Con la natación no solo se obtiene pérdida de grasa, también tonificación muscular y la ejercitación de más cantidad de músculos que cualquier otro deporte.

Si quieres aprovechar estos beneficios, te esperamos en la piscina temperada del Club Santa María del Mar. Este espacio es ideal para la práctica de natación y recreación para niños y adultos. Gracias al control de temperatura que tenemos podrás visitarla en cualquier época del año.

 

Deja un comentario

¿Quieres ser Socio del Club?

Explora los múltiples beneficios que te esperan al convertirte en Socio de nuestro club. A continuación, te presentamos los requisitos para unirte a nuestra comunidad.